Skip to content

Conociendo los pares de forex más negociados

El forex es uno de los mercados más negociados del mundo (mucho más que las criptomonedas, tan de moda estos últimos meses) y por lo tanto conocer sus distintas operativas y los instrumentos más utilizados en él es importante para todo tipo de inversores, ya que aunque el forex no sea el mercado donde se mueva habitualmente lo que ocurra tendrá repercusiones en el comportamiento del resto de activos; acciones, commodities, criptomonedas…

A continuación veremos la diferencia entre los pares mayores, los pares menores y los pares exóticos, y además otras formas alternativas para invertir en forex, en la cual no es necesario cambiar unas divisas por otras o donde la compraventa es un compromiso futuro.

Un ecosistema de pares mayores, pares menores y pares exóticos 

Los pares mayores son aquellos pares formados por el dólar estadounidense (USD), el euro (EUR), la libra esterlina (GBP), el franco suizo (CHF), el dólar canadiense, australiano y neozelandés (CAD, AUD y NZD respectivamente) y el yen japonés (JPY), y se conocen como pares mayores porque las operaciones con estos pares suman bastante más del 90 por ciento del total, y salvo en el par que forman el dólar estadounidense y el yen japonés, la moneda cotizada es el dólar y la moneda base es la otra, presentándose primero las siglas de la otra moneda y luego las del dólar estadounidense, por ejemplo; EUR/USD, GBP/USD etcétera.

Los pares menores son aquellos pares en los cuales ninguna de las monedas que los forman es el dólar estadounidense, pero las demás son siempre monedas de los pares mayores, es decir, franco suizo, euro, libra esterlina, dólares australiano, neozelandés o canadiense y el yen japonés.

Los pares exóticos, que suelen ser especialmente volátiles, por el contrario están formados por una moneda principal (cualquier moneda principal, dólar estadounidense incluido) y una moneda de una economía emergente, que son pares mucho menos negociados que los anteriores y por lo tanto su liquidez es bastante menor.

Seguimiento aparte merece el yuan chino, ya que el país está viviendo un crecimiento espectacular durante los últimos lustros, y de hecho ya está desligando parte de sus gigantes compras internacionales del dólar, dando lugar por ejemplo al nacimiento del conocido como petroyuan (en clara referencia al petrodólar), ya que tiene la suficiente influencia política y económica como para imponer sus condiciones, añadiendo un dolor de cabeza adicional a la moneda estadounidense, que viene a sumarse a la emergencia de nuevos (supuestos) valores refugio como el bitcoin y la vuelta de la fiebre del oro como cobertura para bancos centrales y fondos de inversión. ¿Seguirá perdiendo terreno el dólar a la vez que otras monedas pasan a ocupar su lugar? Eso puede ser materia de estudio para traders o inversores en futuros de divisas. 

Negociando más allá del forex tradicional 

El forex es también uno de los instrumentos más antiguos del trading, ya que es popular entre los inversores hay abundante información disponible y en sus pares principales o mayores la liquidez es enorme (todo el mercado del forex mueve unos cinco billones de dólares cada día). Aunque algunos brókeres ofrecen algunos pares más allá de los mayores, si el inversor sólo se limita a estos no tendrá más que aprender a manejar siete instrumentos, a saber; CAD/USD, USD/JPY, EUR/USD, GBP/USD, CHF/USD, NZD/USD y AUD/USD. En el trading de forex el inversor puede empezar con una inversión más pequeña que en otro tipo de inversiones que se llevan a cabo en la bolsa por ejemplo, porque las posiciones se abren apalancadas, siendo el resultado más abultado tanto en lo relativo a las ganancias como a las pérdidas. También cabe aquí destacar la alta volatilidad de las divisas debido a su gran dependencia de los sucesos que se dan en el mundo, lo que añade oportunidad para traders con experiencia y sin embargo también un riesgo nada desdeñable.

Por otro lado las monedas también se negocian en los mercados de futuros con la misma operativa que otro tipo de activos, el inversor o el especulador se compromete a una compra futura a un determinado tipo cambiario, bien para protegerse de las variaciones o bien para especular y tratar de sacar un beneficio. La mayoría de los futuros con moneda se negocian en el Chicago Mercantile Exchange, que es un mercado de futuros que está a punto de cumplir el siglo y cuarto de vida y en que no solo se negocian futuros de monedas, sino también otros instrumentos financieros.