Skip to content

Evitar errores clave en tu negocio en internet

Es posible que hayas iniciado recientemente tu negocio en Internet y no estés teniendo los resultados esperados. Y sin duda se debe a que estarás cometiendo algún error de bulto que hace que todos tus esfuerzos sean en vano.

Como sabes, podías haber invertido en un banco o podrías haber abierto una cervecería, pero a ti te gusta invertir en negocios en Internet.

Por eso vamos a intentar ayudarte echando un vistazo a algunos de los errores más frecuentes que cometen los profanos para ver cómo podemos evitarlos. Pero no eches las campanas al vuelo, esta no es una lista cerrada y son muchos más los errores que se pueden cometer. Como te dije antes, esto es solo la lista de los más frecuentes.

No intentes hacerte rico rápidamente

La creencia generalizada de que Internet es un medio para hacerse rico rápidamente puede ser un inconveniente a la hora de iniciar un negocio virtual, provocando decisiones precipitadas y estrategias poco elaboradas. Si el éxito no llega pronto aparece el desánimo, y el emprendedor abandona el negocio o se lanza a otra aventura sin haber aprendido nada.

Para evitar este problema debemos ser conscientes de que todo negocio requiere tiempo y esfuerzo para funcionar, especialmente si es un negocio on-line. Estudia modelos de negocio en Internet que hayan tenido éxito y procura averiguar aquellos aspectos que los hacen funcionar. Considera cómo puedes aplicar estos conceptos en tu negocio.

Identifica con rigurosidad a tu público-objetivo

Este error suele partir de dos concepciones erróneas: “mi producto es estupendo y todo el mundo va a comprarlo” o “yo sé que mis futuros clientes están ahí, ellos me encontrarán”. En ambos casos el resultado final es una campaña de promoción inadecuada e ineficiente.

En todo negocio se debe determinar el perfil del público-objetivo a quien va dirigido el producto o servicio. Cuando comprendas las características de tus clientes potenciales, especialmente qué desean y qué necesitan, te encontrarás en una posición de fuerza desde donde concentrar todos tus esfuerzos promocionales para llegar a ellos. Esto será mucho más fácil y, sobre todo, más eficaz que intentar dirigirse a todo el mundo.

Prueba tus estrategias antes de lanzarlas

A menudo sucede que el inicio de un negocio en Internet se realiza a lo grande con una gran campaña de marketing sin antes haber probado aspectos básicos del negocio ni de la campaña publicitaria. Otra vez los resultados suelen ser una gran pérdida de tiempo y dinero.

Debes chequear todas las variables de tu negocio antes de lanzarlo. De la misma forma deberás también realizar pruebas de la campaña publicitaria o promocional antes de lanzarla a gran escala para comprobar que cumple con los perfiles del público-objetivo que has definido.

No hagas spam

No caigas en la tentación de mandar miles de mensajes de e-mail indiscriminadamente. Hay gente que se escuda en que “si un 1% de la gente responde a mi oferta me haré rico”. Sin embargo, de acuerdo con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI-CE) podrías ser sancionado con cuantiosas multas económicas, tu proveedor de hosting podría cortarte el servicio y dejarte fuera de juego, y por si todo eso fuera poco, podrías quedar desprestigiado para siempre ante tus clientes potenciales. Porque, aunque tú no lo creas, en Internet las noticias, especialmente las malas, se propagan como un reguero de pólvora.

Chequea lo que hace tu competencia antes de lanzar tu proyecto

Nada hay más erróneo en Internet que copiar a otros. En la red funciona lo nuevo, lo diferente. Por eso debes analizar detenidamente lo que hace tu competencia para diferenciarte de ellos, para hacer algo distinto aunque te dirijas al mismo segmento de internautas. Y sobre todo, ese análisis te permitirá detectar dónde están los nichos de mercado que tú puedes ocupar, qué cosas no se están haciendo o se están haciendo mal en relación con el público que a ti te interesa.

Conclusión

Recuerda siempre que el éxito en los negocios requiere trabajo duro, una postura ética y profesional, conocimiento de tu mercado, un sistema que funcione y flexibilidad para probar, cambiar y crecer. Esta recomendación que sería aplicable a cualquier negocio del mercado tradicional es aún más importante si cabe para las empresas virtuales.

Evita estos errores que hemos comentado y podrás ver cómo tu negocio crece de forma constante hasta convertirse en un éxito. Y si tienes dudas de tus habilidades, conocimientos o experiencia, no dudes en acudir a expertos consultores especializados en negocios virtuales.

Ellos te podrán ayudar a conseguir tus objetivos garantizándote los resultados.